¿Qué es la fitosanidad?
VTC
Mosca de la fruta
Piojo Harinoso
Citrus Greening
Piojo Harinoso PDF curso
Diaphorina citri PDF curso

Mosca de la Fruta

Taxonomía

 

Perteneciente al orden Diptera e incluido en la familia Tephritidae, cuyo nombre científico es Ceratitis capitata Wied.

 

Origen y distribución geográfica

 

Es originaria de la costa occidental de África, donde viven especies muy próximas, desde donde se ha extendido a otras zonas templadas, subtropicales y tropicales de los dos hemisferios.
Es considerada como especie cosmopolita, por su dispersión debida al transporte de productos realizado por el hombre.

A pesar de su origen, se le llama también mosca mediterránea de la fruta, ya que en los países mediterráneos es donde su incidencia económica se ha hecho más patente, afectando a numerosos cultivos, sobre todo cítricos y frutales de hueso y de pepita.
En España se distribuye por toda la zona sur y regiones mediterráneas, alcanzando condiciones óptimas en las regiones situadas más hacia el interior.

  

Descripción

 

-Adulto: su tamaño es algo menor que la mosca doméstica (4-5 mm de longitud) y vivamente coloreada (amarillo, blanco y negro).
Su tórax es gris con manchas negras y largos pelos. El abdomen presenta franjas amarillas y grises. Las patas son amarillentas. Las alas son irisadas, con varias manchas grisáceas, amarillas y negras. Los machos se distinguen fácilmente de las hembras por presentar en la frente una larga seta que termina en una  paleta romboide de color negro, carácter que no se encuentra en el resto de las especies de tefrítidos de importancia agrícola.

La hembra posee un abdomen en forma cónica terminando en un fuerte oviscapto en el que se insertan abundantes sedas sensoriales amarillas y negras

-Huevo: es blanco, alargado y ligeramente curvado, que amarillea poco después de su puesta. Su tamaño medio es de 1mm x 0.2 mm.
La superficie, lisa a simple vista, presenta una micro-retícula de malla hexagonal.

-Larva: es pequeña, blanquecina, ápoda y con la parte anterior situada en el extremo agudo del cuerpo, mientras la parte posterior es más ancha y más truncada. Después de efectuar dos mudas, alcanza su completo desarrollo presentando un color blanco o amarillo con manchas crema, anaranjadas o rojizas, debidas a la presencia de alimentos en su interior. Su tamaño es de 9 mm x 2 mm.
La vida larvaria se prolonga durante 6-11 días en condiciones favorables.

-Pupa: concluida la última muda, la cubierta protectora adopta forma de barril con la superficie lisa y de color marrón. Cuando el adulto emerge (entre 6-15 días), el pupario se abre transversalmente a modo de casquete, por uno de los extremos.

 


Ciclo biológico

 

La duración del ciclo depende de la temperatura. Su actividad se reduce en invierno, que puede pasar en estado de pupa. Si la temperatura sube por encima de 14ºC vuelven a estar activas. En zonas de clima suave puede completar de 6 a 8 generaciones al año.

El insecto sale del pupario que se encuentra enterrado cerca de los árboles y busca un lugar soleado; 15 minutos después los tegumentos se endurecen y adopta la coloración típica de la especie. Después emprende el vuelo, pues sus alas están desarrolladas aunque no sus órganos sexuales .

Realiza vuelos cortos y se posa donde encuentre materias azucaradas, cuya fuente son los frutos, ya que son necesarias para su madurez sexual.

El encuentro entre macho y hembra se produce cuando el macho exhala una secreción olorosa que es reconocida por la hembra, es un atrayente sexual que facilita la cópula.

La hembra fecundada inicia la puesta en la pulpa de la fruta, atraídas por el olor y el color (prefieren el amarillo y naranja, por eso los frutos verdes no son atacados).

Una sola cópula en la vida de la hembra es suficiente para la fertilización continúa de los huevos, pues su espermateca almacena los espermatozoides del macho. Cuando los frutos no están disponibles pasa mucho tiempo sin ovipositar, haciéndolo cuando las condiciones son favorables, sin necesidad de volver a copular.

La hembra frota sus patas anteriores hacia delante, arquea sus alas y se mueve describiendo círculos. Curva el abdomen y apoya el ovipositor hasta perforar el fruto unos 2 mm, esta operación dura hasta 20 minutos.

Después realiza la puesta hasta un número total de 300-400 huevos durante unos 10 minutos permaneciendo el insecto inmóvil.

Si las temperaturas son favorables los huevos eclosionan en unos 2 días. 

Las larvas se alimentan de la pulpa del fruto donde producen galerías. Una vez que salen del fruto, viven en el suelo donde realizan su fase de pupa bajo las hojas secas.

Según Gómez Clemente en el Levante español la secuencia biológica de Ceratitis capitata es la siguiente: en invierno comienza su ataque sobre naranjas y mandarinos, de donde pasa a los albaricoques en primavera en su segunda generación. Al comenzar el verano da origen a la tercera generación sobre melocotones. En agosto da origen a la cuarta sobre melocotones y peras. La quinta generación tiene lugar en septiembre atacando a melocotones, higos, caquis, etc., y comienza a picar las naranjas y mandarinas aún verdes, y en octubre a las uvas tardías. Tiene una sexta generación sobre melocotones tardíos, chumbos, naranjas y mandarinos, y si la temperatura se mantiene templada aún puede desarrollar una séptima generación sobre mandarinas y naranjas. 

Además puede atacar también a ciruelas, nísperos, manzanas, granadas y a casi todos los frutos tropicales o subtropicales: papaya, mango, aguacate, guayaba, chirimoya, dátil, etc.

 


Hábitat

 

La influencia de la temperatura y de la humedad relativa sobre la biología del insecto se presentan combinadamente, esta acción conjunta se ha representado para algunos insectos, entre ellos Ceratitis capitata Wied., Bodenheimer estableció y definió 4 zonas según fuera la actividad de la mosca en cada una de ellas:

 

Zonas
Temperatura C°
Humedad relativa (%)
Zona óptima (A) 
16-32
75-85
Zona favorable (B)
10-35
60-90
Zona no favorable (C)
2-38
40-100
Zona imposible (D)
2-40
40



Las condiciones prolongadas de 1-3 meses en una zona clasificada como D impedirán daños apreciables en esa  localidad .
En zonas no favorables (C) y favorables (B) la densidad de población será relativamente baja.
Las invasiones y daños se producirán cuando las condiciones persistan durante varios meses consecutivos, dentro  de los límites de las clasificadas como zonas óptimas (A) o favorables (B).


Daños

 

Los producidos por la picadura de la hembra en la oviposición produce un pequeño orificio en la superficie del fruto que forma a su alrededor una mancha amarilla si es sobre naranjas y mandarinas y de color castaño si se trata de melocotones.

Cuando la larva se alimenta de la pulpa favorece los procesos de oxidación y maduración prematura de la fruta originando una pudrición del fruto que queda inservible para el mercado.
Si se envasan frutos picados, con larvas en fase inicial de desarrollo, se produce su evolución durante el  transporte.

Los principales daños se suelen producir sobre las variedades más precoces de mandarinas y naranjas.


Métodos de control

La tendencia actual es combinar de forma integrada las diferentes estrategias de lucha y conjugar los atrayentes específicos e insecticidas, embebidos o formulados en difusores de liberación lenta que alarguen su persistencia y permitan, en trampas sencillas, repartir un número suficiente de elementos por unidad de superficie, de forma que con una sola colocación, protejan al cultivo durante toda la campaña.

 
Cultural

Mediante la recogida diaria de frutos infectados y enterramientos en fosas con cal, además de la  eliminación de plantas huésped. Se realizan labores de caba junto a los árboles y rociado con insecticida de la  tierra removida para eliminar las pupas.
Pero en la práctica éstas actuaciones resultan demasiado costosas.


Mosqueros y trampas cazamoscas

La detección de la plaga ha sido el principal motivo que ha impulsado el desarrollo de multitud de trampas y atrayentes para tefrítidos. Por otro lado, también se han aprovechado todos estos dispositivos de detección para el control de la plaga mediante trampeo masivo.

El trampeo es la técnica para detectar oportunamente la presencia de Ceratitis capitata Wied. en estado adulto, determinar su oscilación poblacional y su distribución geográfica, determinar el nivel de infección en un área determinada y monitorear poblaciones de moscas de la fruta estériles liberadas y finalmente evaluar los controles químicos y mecánicos.

Para capturar las moscas, previamente hay que atraerlas hacia una trampa. Según el tipo de atrayente utilizado, se diferencian en:

 
  • Atrayente sexual.
  • Atrayente alimenticio.
  • Atrayente cromático.

Existen distintos tipos de trampas destinadas a este fin.

Según la forma de captura se pueden agrupar en:

  • Trampas no pegajosas o mosqueros.
  • Trampas pegajosas.

A su vez, las trampas no pegajosas pueden ser:

  • Trampa o mosquero con contenido líquido.
  • Trampa o mosquero seco. 

Los mosqueros y las trampas cazamoscas son frascos que se colocan a 2 metros de altura en la zona del árbol expuesta al mediodía. Se consigue la captura de los adultos y también el seguimiento de las poblaciones para realizar los tratamientos en  el momento adecuado.


Como atrayentes se emplean numerosos productos como la cerveza, vinagre al 25%, fosfato biamónico, proteínas  hidrolizadas y Trimedlure. Las proteínas hidrolizadas son extractos de diferentes productos básicamente vegetales como maíz y caña de azúcar. Estas proteínas al descomponerse desprenden amonio como componente volátil más importante.

El Trimedlure posee un elevado poder de atracción, un radio de acción corto y una persistencia moderada, dependiendo del sistema de difusión. Es muy específico en la atracción de los machos, lo que implica que si no se complementa con un sistema de captura de hembras, éstas quedan en el campo pudiendo ocasionar numerosos daños con sus picaduras a los frutos.

Actualmente se está ensayando la combinación de 3 componentes para la atracción de las hembras, estos  componentes son: putrescina (1-4 diaminobutano), acetato amónico y trimetilamina; incluyendo biorreguladores con resultado incierto.

 

Cada uno de estos compuestos se comercializan introducidos en membranas de polietileno, de liberación lenta; cuyo nivel de captura de hembras es muy elevado.

Los ensayos realizados en campo con los atrayentes alimenticios empleados como cebos mejora la eficacia y la selectividad de las hembras de Ceratitis capitata Wied. Si se adiciona un 2% en peso de acetato amónico a la solución estándar de Proteína Hidrolizada y Borax se puede conseguir un 41% más de capturas de las que un 75% serán hembras.

Los atrayentes líquidos presentan problemas en cuanto a eficacia, duración y selectividad, acelerando la descomposición de las moscas capturadas. Por otra parte, en climas secos la presencia de agua  puede favorecer las capturas.
Estas sustancias son impregnadas en membranas de liberación lenta colocadas en el interior de los mosqueros, permaneciendo activas durante un mes y medio, dependiendo de las condiciones climáticas.

El estudio de los diferentes atrayentes reveló que el color amarillo, presenta una atracción superior al resto de colores, especialmente en el caso de machos. También el color blanco posee poder de atracción. Esta es la razón por la que muchas trampas se diseñan con estos colores. Además del color, las formas redondeadas y globosas ejercen un cierto poder de atracción sobre los adultos de Ceratitis capitata Wied. Por ello diferentes tipos de mosqueros y trampas son diseñados de esta forma para favorecer las capturas. 

 

Por otro lado las moscas también son atraídas por la luz, ya que algunas trampas se diseñan con la parte superior transparente y cerrada, pues las moscas permanecen en la parte superior y no pueden escaparse por los orificios situados más abajo, por los que han entrado.

MÉTODOS DE CONTROL  

 

LUCHA QUÍMICA

Tratamiento cebo

 

Consiste en añadir al insecticida un atrayente alimenticio pulverizando las partes más soleadas del árbol.
Los plaguicidas más eficaces son: Malation 50%, Triclorfon 50% y Fention 50%.

 

Dosis recomendadas
Insecticida
Proteína
Mochila de 15 litros
45-75 cc
45-75 g
Tanque de 100 litros
300-500 g
300-500 g

 

En producción integrada se recomienda utilizar el Malation y se aconseja realizar el tratamiento químico cuando las capturas de moscas superen 0.5 moscas por mosquero y día.

Con estas pulverizaciones se pretende aprovechar el poder de penetración de los productos y su acción sobre las larvas de las moscas en el interior del fruto.

Tratamiento completo del árbol


Consiste en la pulverización total del árbol empleando hasta 2 y 3 pases.
Se realiza en variedades extratempranas, cuando los frutos alcanzan plena madurez, ya que el tratamiento cebo pierde eficacia, puesto que la mosca es más atraída por la fruta que por la proteína cebo.

El tratamiento se realiza sólo con Malation 50% a la dosis del 0.2% con gasto medio de 5-7 litros por árbol, dependiendo del porte.
El inconveniente de esta actuación es la aparición de residuos tóxicos en la pulpa de los frutos, así como  problemas de tipo ambiental.
 
Lucha biológica

Los parasitoides de Ceratitis capitata Wied. son: Opius fullawayi, O. humilis, O. incisi, O. krausi. Sin embargo debido a la escasa eficacia y a las dificultades de la cría artificial la lucha biológica no ha sido efectiva en las condiciones mediterráneas.

     

Lucha autocida

Consiste en la liberación masiva de machos criados en laboratorio que han sido esterilizados mediante radiaciones. Estos machos estériles compiten con los machos normales y se cruzan con las hembras. De esta manera la población irá disminuyendo debido a la esterilidad de uno de los parentales.

Se estima como densidad óptima la de un macho estéril/m2 o diez machos estériles por un macho silvestre.

Este método es de gran eficacia cuando las poblaciones de la plaga están bien localizadas y presentan una densidad baja.

Es un método muy específico ya que sus efectos se centran únicamente en la especie dañina y no afecta al  equilibrio ecológico.

Si se emplea la técnica de suelta masiva de machos estériles, los mosqueros o trampas se utilizan como monitoreo.

Recomendaciones contra la mosca de la fruta

 

- Vigilar las plantaciones y comenzar los tratamientos en el momento oportuno (inicio del cambio de color del fruto).
- Realizar los tratamientos con la frecuencia necesaria según las características del clima y de la variedad.
- Proteger las variedades extratempranas hasta el final de la recolección.
- Respetar los plazos de seguridad especificado en la etiqueta del producto fitosanitario.
- Tratar los frutales aislados para evitar que se conviertan en focos de multiplicación de Ceratitis capitata Wied.
- Recoger y eliminar la fruta caída.
- Denunciar los vertederos incontrolados de frutas. 

Tratamientos de cuarentena

Los tratamientos de cuarentena son aquellos que exigen los países importadores de vegetales y productos vegetales, obligando a que los países exportadores los apliquen en aquellos productos infectados por plagas cuya introducción quieren evitar. En la mayoría de los casos estos métodos están ya recogidos en las legislaciones de los países importadores, pero en otros casos se debe establecer el tratamiento adecuado de acuerdo con el país importador.

Estos tratamientos suelen estar rodeados de ciertas polémicas, generalmente causadas por la ausencia de métodos  lo suficientemente eficaces y libres de inconvenientes y por las pérdidas económicas que su aplicación ocasiona a los países exportadores.

Los tratamientos de cuarentena que se aplican sobre Ceratitis capitata Wied. tratan de eliminar los estados inmaduros en frutos huéspedes. Estos tratamientos no deben tener efectos perjudiciales en la calidad, en el almacenamiento, en la composición del producto tratado, en la aparición de residuos que puedan resultar peligrosos para el consumidor y en la facilidad de integración en el proceso de comercialización y/o distribución del producto.

Para poder determinar cual es la población sobre la cual se va a aplicar el tratamiento de cuarentena es necesario conocer previamente el porcentaje de supervivencia en el fruto a tratar. Por ejemplo, para poder observar la supervivencia de Ceratitis capitata Wied. en cítricos es preciso introducir artificialmente huevos de la mosca en su interior, empleado para ello la inoculación.

Los tratamientos de cuarentena se pueden dividir en químicos y físicos:

-Tratamientos químicos: se basa en la aplicación de fumigantes como dibromulo de etileno (DBE) y bromulo de metilo. Las ventajas de este método es que eliminan un amplio espectro de plagas, son económicos, fáciles de aplicar en diferentes recintos y son aplicados en un corto espacio de tiempo.

Como inconvenientes hay que destacar su elevada toxicidad tanto para el personal que los aplica como a los que posteriormente tienen que manejar los productos tratados. Otro inconveniente es el establecimiento de los límites máximos de residuos o la prohibición del uso de algunos fumigantes. Hay que destacar la prohibición del uso del dibromulo de etilo por sus efectos cancerígenos y la limitación del bromulo de metilo por sus efectos medioambientales. Por todo lo expuesto hay que buscar alternativas a los fumigantes.

-Tratamientos físicos: se basan en la aplicación de frío, calor, atmósferas controladas, irradiaciones o combinaciones entre ellos.

La fruta se somete a una temperatura determinada durante un periodo de tiempo, de manera que se garantice la erradicación de la fase más resistente del insecto.

La utilización del frío como herramienta en el control de plagas cuarentenarias está muy extendida, especialmente en el caso de la mosca de la fruta. Para la exportación de cítricos a países donde esta plaga se considera que está extinguida, como es el caso de Estados Unidos, las partidas sufren una inspección y un tratamiento de frío, previamente pactado con los servicios de inspección, que impide la supervivencia de las larvas.



Normativa en vigor en el año 2001 para el tratamiento de cuarentena a E.E.U.U y Japón
E.E.U.U.
Japón
En tránsito en bodegas frigoríficas o contenedores En origen en instalaciones fijas, o en tránsito en contenedores
Mandarinas y naranjas
Naranjas ("Navel" y "Valencia Late")
0,0ºC 10 días * 17 días con temperatura en pulpa inferior a 2ºC.
* Se inicia el tratamiento con temperatura inferior a 1,5ºC.
0,5ºC 11 días
1,1ºC 12 días
1,6ºC 14 días
2,2ºC 16 días
Si se sobrepasa algunas de estas temperaturas se pasa a la siguiente
Limones
Limones
No se exige tratamiento 16 días con temperatura en pulpa inferior a 2ºC



Los tratamientos térmicos con calor se centran en la aplicación de agua caliente y vapor. Como inconveniente de este tratamiento hay que destacar que sobre algunos cítricos puede causar alteraciones del sabor y provocar daños en la piel de los frutos y en algunas variedades de mandarinas resulta fitotóxico; sin embargo el vapor de agua resulta efectivo sobre frutos de pomelo.

Las variables que afectan a la eficacia de las atmósferas controladas incluyen la composición de la atmósfera, la temperatura, la humedad, el tiempo de exposición, la especie y el estado de desarrollo del insecto.

La irradiación de alimentos consiste en exponer el producto a la acción de las radiaciones durante un periodo de tiempo, que será proporcional a la cantidad de energía que deseemos que el alimento absorba. Esta dosis se expresa en Gray (Gy), unidad que equivale a la absorción de un Joule por kilogramo de masa irradiad.

plagas de los citricosplagas de los citricosplagas de los citricosplagas de los citricosplagas de los citricosplagas de los citricosplagas de los citricospulgon cafe(VTC)piojo rojopiojo blancopiojo rojoplagas de los citricos

Fuente:
http://www.doacs.state.fl.us/
pi/enpp/ento/citrusgreening.html

http://www.infoagro.com